PAGINAS

26 enero 2010

COMUNICARSE EN FAMILIA


La familia actual esta viviendo un tiempo de crisis. Crisis en muchos aspectos, como la económica, de valores, de contencion emocional, pero también de comunicación.

Vivimos a mil por hora y no nos detenemos a pensar cuan importante es el tener un rato para la comunicación. Esa comunicación que une los lazos entre los conyuges, entre los hijos, entre padres e hijos, abuelos, padres y abuelos, abuelos y nietos, etc.

Esa falta de diálogo, corta toda posibilidad de entendimiento entre los componentes del círculo familiar y por ende, producen esos choques y constante tensión porque desconocen lo que le ocurre al otro.
Esto es esencial para que el motor de la familia fluya con naturalidad y los vínculos se refuercen, hablemos de todos los componentes, padres, hijos pequeños, adolescentes (estos mas necesitan todavia) abuelos, tíos, etc.

Muchas veces nos pasa que hay alguno con cara de preocupacion o "mal rollo" y no sabemos que le ocurre, lo que hacemos es pasar olimpicamente de él/ella y seguir en nuestras actividades. Gran error, ya que es muy probable que este necesitando de apoyo y contención. Puede ser un problema insignificante o una situación de alegría que quiera compartir, pero lo mucho o poco que le escuchemos o que podamos tenerle en cuenta, aconsejándole o no, o simplemente escuchar, estar atento a su angustia o bien a su gran momento, estamos dándole su espacio y su valor dentro del entorno familiar.

El ser humano donde más se debe sentir contenido en todo sentido es con la familia, aumentamos nuestra capacidad de percepción, comprensión y conocimiento de  ese integrante, que hace, que piensa, que siente, compartir eso y que sea escuchado es vital para una armonía familiar.

Busquemos un momento en el día, por ejemplo en la cena, donde todos podamos compartir nuestras vivencias diarias y asi poder sentirnos integrados, valorados, sentidos como integrante de la familia. Todo lo que  uno comenta, importa a los demás y es una vía de escape de nuestras angustias o de compartir gratos momentos y que mejor que nuestra propia familia? Muchos adolescentes, matrimonios, se sentirían mas seguros en un entorno familiar y menos proclives a buscar esa contención fuera, con los riesgos que eso conlleva.

No hay comentarios:

Cargando...