PAGINAS

19 enero 2010

SOCIEDAD Y FAMILIA

Nos toca hoy hablar de la familia del siglo XXI, en sucesivos artículos iré comentado acerca de su estado decadente y autodestructivo que la sociedad general actual ha logrado, bajo el supuesto amparo de los derechos pero no haciendo énfasis de las obligaciones, o se hacen, pero se desvían, apuntando a otras esferas que no son las primordiales.


Como ya he tratado en otros artículos de economía, las nuevas manera de compra a crédito y su facilidad al acceso a artilugio, productos en el mercado, han modificado nuestras tendencias a comprar, nuestra mentalidad hacia la economía social y de consumo, y por tanto nuestras costumbres y hacia la vida misma.
Nos hemos regodeado tanto con estas formas de financiación que a la hora de la verdad, es que debemos trabajar el doble para poder hacer frente a nuestras obligaciones, esto puede ser, o aumentando horas, doble trabajo, o que la mujer-madre, deba salir a buscar el sustento faltante que su esposo o bien por ser familia monoparental, no pueda cubrir. Y todo por ese deseo de obtener las cosas ya mismo, de vivir hoy y ya, perdiendo totalmente la nocion de “tiempo” y “necesidad” Nadie nos apura a tener el TV de plasma o el viaje a Mexico, pero tenemos que disfrutarlo hoy y ya,
Este cambio que ya viene de decenios atrás, no ha sido para mejor en cuestión de familia se trate, ya analizaremos diferentes puntos claves de cómo esta situación, ha perjudicado enormemente a la familia,
Indudablemente que el siglo XX ha sido un tiempo de cambios y transformación extraordinarios y trascendentes para la sociedad mundial, en especial la denominada “occidental”, pero podemos decir que todos esos cambios, han sido positivos para el hombre.
Por supuesto que sí, en cuestión de medicina, hubo y hay un avance importantísimo para la salud y calidad de vida del hombre y también para los animales, la ciencia avanza para lograr un aprovechamiento más limpio de los recursos naturales. Nuevos descubrimientos para hacernos una vida más confortable, etc. Pero… y en los valores morales de la sociedad ¿hemos avanzado?

No hay comentarios:

Cargando...