PAGINAS

12 marzo 2013

¿Se podría vivir sin dinero?

Heidemarie Schwermer-Vivir sin dinero

Con la situación tan crítica que estamos viviendo en varios países europeos, uno busca alternativas de vida para afrontar y sobrellevar estos años de vacas flacas.

Esta es la historia de Heidemarie Schwermer, quien hace 17 años tomó la decisión de vivir sin dinero. Esta ciudadana alemana de 70 años, madre de dos hijos, tenía una situación económica muy cómoda, era profesora, psicóloga  y terapeuta gestáltica  pero "una vida dominada  por el tener y no por el ser", según sus palabras.

"Empecé a hacerlo por la situación del mundo. Porque me parece injusto que haya gente que muera de hambre mientras nosotros derrochamos a diario la comida. Yo llevaba una vida acomodada, pero sentí la necesidad de hacer algo diferente. Ahora mi mensaje es más relevante si cabe. La gente me toma más en serio porque sienten que algo debe cambiar"

Su comienzo fue en 1994, siendo pionera en grupos de intercambio "Da y Toma", en Dortmund, su idea de buscar alternativas de vida, abrió las puertas al banco de tiempo y a las redes de trueque. Pero quiso dar un paso más. La filosofía de dar o intercambiar sin dinero, ha de surgir por uno mismo y puede ser aplicable a la vida normal.  Cambiar la mentalidad te permite descubrir que hay vida mas allá de lo que podamos comprar con dinero y tomaría forma lo que hoy se llama "economía compartida".

Decide experimentar por un año vivir sin dinero. Vendió su casa, canceló la cuenta del banco, repartió el dinero entre sus hijos, regaló a sus vecinos y amigos e hizo donaciones a los más necesitados. De un día para otro se encontraba "sin techo". Entonces ante la falta de necesidades básicas, se ofreció a vecinos y amigos a cocinar, limpiar, recoger a los niños, paseando a los animales, etc. a cambio  de un plato de comida y pernoctar.



Vivir el presente


Aunque al principio se sintió como "liberada" de desprenderse de todos sus bienes, reconoce que después le resultó muy difícil ya que mas de un día sintió hambre o  tuvo que pasar la noche en  el centro cultural Wissenschaftsladen de Dortmund que siempre le abrió las puertas. 

Pero con el tiempo la ley de "Gib und Nimm", Dar y Tomar,  empezó a surtir efecto. Aunque se ha llegado a ver en situaciones extremas, ella afirma que la ley nunca falla, 


"Hay aprender a trabajar con el miedo y a vivir en el momento presente. También hago previsiones y calculo que nada me falte, pero más de una vez me ha ocurrido que no tenía nada para comer, y de pronto me llaman unos amigos que me invitan ese mismo día. Viviendo así te das cuenta de que muchas de nuestras preocupaciones en la vida diaria son absurdas, y muchas de ellas están relacionadas con el dinero".
 Todo lo que posee son gracias a regalos y donaciones a cambio de sus servicios como ser un ordenador, móvil, ropa y hasta entradas a la Opera!.

Su objetivo no es que todo el mundo viva sin dinero, sino que se reflexione acerca de "lo que somos y lo que tenemos"


¿Como quieres vivir?


Su red de amigos traspasa las fronteras internacionales. Recibió el premio italiano Tiziani Terzani en 2008 y  es invitada a dar a conocer sus experiencias en conferencias  por diferentes ciudades, siempre apoyada por la cineasta noruega Line Halvorsen, la directora de 'Viviendo sin dinero' (la película).

En los países donde ha tenido gran repercusión como USA, Italia, Grecia, España debido a que la crisis económica ha forzado a la gente pensar diferente y buscar otras formas de subsistencia.

Line Halvorsen reconoce que ha tenido dudas, siguiéndola con su cámara, ver  hasta donde puede llegar:

"El tiempo que pasamos juntas me permitió ser su amiga y apreciar aún más su ejemplo. Ella me ha hecho mirarme a mí misma y cuestionarme mis propias actitudes hacia la vida, el dinero y las posesiones. Me sigue sorprendiendo su capacidad para estar en el momento, para perderle el miedo a la vida y tener fe en lo que ocurra".

"Y su mensaje en sin duda más relevante en tiempos de crisis. Creo que está surgiendo un movimiento muy poderoso de 'economía compartida', al margen de la economía oficial. Es un mundo que quiero explorar en un portal en la red y en un nuevo documental sobre el crecimiento económico en un planeta finito. Ahora mismo estoy en España, siguiendo el ejemplo de Heidemarie, y viviendo fundamentalmente de la generosidad de mis amigos. Creo que todo lo que está ocurriendo nos va a servir en el fondo para 'recuperar la economía', para reforzar los lazos sociales y descubrir que una vida feliz va más allá de los bienes materiales".

FUENTE:  EL MUNDO
                  Livingwithoutmoney.org

2 comentarios:

Upnews dijo...

Interesante la historia de esta mujer, pero no creo que yo pudiera hacerlo, demasiadas necesidades creadas.

Enlazado en Upnews.es : ¿Se podría vivir sin dinero?, donde podéis votarla para que llegue a portada.

perla beatriz rodriguez dieguez dijo...

Confieso ue yo tampoco y eso que estoy en una situación de empezar de cero total.
Indudablemente se trata de cambiar la mentalidad, en vez de el individualismo material, al cooperativismo social. Nos será difícil en un entorno donde este tipo de iniciativas todavía son consideradas transgresoras en la cultura del siglo XX/XXI. Gracias por tu comentario. Ahi te voto

Cargando...